NUEVA YORK

Pídenos presupuesto

Nombre *
Email *

Teléfono

¿Qué necesitas? *


Acepto la Política de Privacidad de este sitio

¿Quién no ha soñado alguna vez con ir a Nueva York?

Para la mayoría la Gran Manzana siempre ha estado en nuestra lista de destinos pendientes después de crecer conociendo NY a través de la televisión y el cine. Concretamente Manhattan, la ciudad que nunca duerme.

Manhattan, más allá de uno de los lugares más famosos y anhelados por viajeros, es también un mundo entero por descubrir lleno de rincones románticos y cautivadores que convertirán vuestra luna de miel en un viaje de película.

Os ofrecerá contrastes de lo más diversos envueltos por una mezcla multirracial que abrirá vuestras mentes y os enriquecerá como seres humanos.

El Bajo Manhattan, donde converge lo moderno y lo antiguo. Aquí encontraréis barrios impregnados de personalidad: Chinatown, Little Italy,Wall Street, Soho, Tribeca… Recorrerlos será como ir cambiando el escenario de una misma obra.

El Midtown, con Times Square y sus flamantes luces como indiscutible protagonista. Broadway, el distrito de los teatros, hoteles, más hoteles, tiendas de todo tipo y rascacielos emblemáticos.

El Alto Manhattan, con Central Park, el pulmón de la ciudad, separando el este del oeste. A su alrededor las más prestigiosas firmas de moda, la Milla de los Museos y Harlem, el alma afroamericana de Nueva York.

NUESTRAS SUGERENCIAS:

- Subir al Empire State al atardecer y quedarse contemplando la ciudad mientras anochece. Magnífico espectáculo desde las alturas que hará que os enamoréis todavía más si cabe.

- Las vistas en un día despejado de Central Park desde el Top of the Rock. Insuperables.

- Recorrer Central Park descubriendo con sorpresa rincones que os resultarán familiares y después improvisar un picnic que os hará disfrutar como auténticos neoyorquinos.

- Cruzar a pie el puente de Brooklyn. Descubrir uno de los barrios más carismáticos de Nueva York y terminar el día sentados en el pequeño acantilado desde donde veréis iluminarse poco a poco el célebre skyline de Manhattan. Romanticismo en estado puro.

- Un crucero por el Hudson, para contemplar la isla desde el río, saludando a Miss Liberty desde cerca y cruzando el puente de Brooklyn por debajo.

- Imprescindible asistir a una misa gospel en Harlem. Algo despertará en vuestro interior.

- Comprar cualquier golosina en un puesto de venta ambulante y pasear con la satisfacción de quienes están cumpliendo una ilusión.

SI QUERÉIS ALARGAR EL VIAJE:

– Nueva York es un destino que brinda muchas posibilidades de extensión para aquellos que queréis disfrutar de más días de viaje.

Conocer otras ciudades de la Costa Este como Boston, Filadelfia, Niágara… Dar el salto a la Costa Oeste con el triángulo de Las Vegas,Los Ángeles y San Francisco.

Si lo que os apetece es playa, Punta Cana, Riviera Maya o Aruba son algunas de las opciones que encajarían a la perfección.