JAPÓN

Pídenos presupuesto

Nombre *
Email *

Teléfono

¿Qué necesitas? *


Acepto la Política de Privacidad de este sitio

Japón es un país que os hechizará desde el primer instante.

Combina modernidad con tradición convirtiéndose en un lugar lleno de contrastes que cautiva.

Tokio, capital de capitales. No dejará de sorprenderos durante toda vuestra estancia. Desde la flamante torre Skytree hasta el majestuoso y silencioso templo Senso-ji en plena urbe de Asakusa, con el imponente monte Fuji de fondo.

Nagasaki, floreciente ciudad portuaria que regala a los visitantes unas increíbles vistas.

Kyoto, Patrimonio de la Humanidad, enamora con su exquisita naturalez y os enriquecerá en todos los sentidos. Hará que el deseo de volver nazca en vosotros antes incluso de haberos marchado.

Nara, primera capital del país, cuenta con numerosas joyas culturales y arquitectónicas. Es tradición en esencia pura.

Miyajima, isla sagrada donde conviven hombres y dioses. Os atrapará para que forméis parte de una historia de película, descubre uno de los hoteles de la isla en nuestro blog.

Templos budistas, santuarios sintoístas, geishas, composiciones de colores, aromas y sentidos combinados de tal forma que os harán creer que estáis en un sueño.

Todo ésto y muchísimo más por descubrir en un país donde la amabilidad es incomparable.

NUESTRAS SUGERENCIAS:

- La sensación de visitar un templo espectacular como el Kinkaku-ji a primera hora de la mañana, en silencio, sintiendo cómo os integráis en un entorno idílico.

- Descubrir sin prisas los secretos que esconde Kyoto en las montañas de Higashiyama.

- Pasar una noche en un Ryokan de Miyajima. Con el último ferry de vuelta a Hiroshima, la isla sagrada será casi vuestra en exclusiva.

- Pasear por sus calles silenciosas experimentando la paz más absoluta, envueltos por la tenue luz de los farolillos y saludando a los lugareños ciervos que encontraréis en el camino. Guiados siempre por el gran Torii. Una experiencia que dará magia a la luna de miel.

- Ser testigos del espectáculo del gran Torii del santuario de Itsukushima cambiando de aspecto según sube y baja la marea.

- Disfrutar de la paz que proporciona el gran buda de Nara albergado en el imponente Todai-ji.

- La vida frenética al mismo tiempo que ordenada de Tokyo en pleno apogeo. El sitio idóneo: cruce de Shibuya.

Admirar y percibir la belleza de Japón es un viaje al más allá.

SI QUERÉIS ALARGAR EL VIAJE:

– Japón se puede combinar con unas playas paradisíacas como las de Maldivas.